Blog

Dolor lumbar al sentarse

Sentir las lumbares cargadas cuando uno se sienta suele ser muy molesto. Aunque puede tener muchas causas distintas, encontrar una solución para aliviar el dolor de espalda al estar sentado es más fácil de lo que imaginas. La lumbalgia, también conocida como dolor lumbar o dolor de espalda baja, es muy común en la población, según los expertos, 4 de cada 5 personas lo padecerán en algún momento de su vida.

Una de las causas que más provoca este dolor es la falta de actividad física y, desafortunadamente, el estilo de vida adoptado por la sociedad actual no acompaña a mejorar las estadísticas. La mayoría de nosotros nos pasamos 8 horas sentados delante de una pantalla sin apenas movimiento. 

A continuación conocerás las causas del dolor de espalda baja por estar sentado así cómo el mejor tratamiento para solucionarlo. 

  1. ¿Por qué me duelen las lumbares si estoy bien sentado?
  2. ¿Cómo aliviar el dolor de espalda al sentarse?

1. ¿Por qué me duelen las lumbares si estoy bien sentado?

Si bien es cierto que el dolor de espalda es muy común, esto no quiere decir que debas aceptarlo como parte de tu día a día. Las molestias en la espalda pueden ser un indicio de que estás adoptando malos hábitos y necesitas cuidarte un poco más. 

El dolor es un proceso muy complejo que involucra interacciones entre diferentes sistemas de nuestro cuerpo (sistema nervioso, sistema inmune, sistema endocrino). Aunque normalmente es una experiencia desagradable, se trata de un mecanismo de defensa que usa nuestro cuerpo para protegernos de una lesión mayor. Imagínate por un momento que no pudieras sentir dolor, quizás te estarías quemando y no te enterarías. Un tanto peligroso, ¿no crees?

Tener dolor en la espalda baja cuando uno se sienta no significa que exista una lesión real en la zona. De hecho, en la mayoría de casos, el dolor en las lumbares viene dado por un cúmulo de estímulos que recibe el cerebro y los interpreta cómo una amenaza para la salud de la persona. 

El cerebro tiene la capacidad de identificar los diferentes estímulos que existen, tanto en nuestro entorno externo como interno, y decidir si es necesario actuar para salvaguardar nuestra salud. A veces, estos estímulos pueden ser exagerados, confusos y mal interpretados por el cerebro. Esto puede ser debido a una lesión real, pero también puede ser causado por otras influencias como el estrés, una mala alimentación u otros hábitos perjudiciales. No importa la causa, el dolor es una señal de que algo no está funcionando correctamente y necesita ser tratado.

Se ha comprobado que las personas sedentarias tienen más predisposición a sufrir dolor que aquellas que practican una actividad física de manera regular. Esto se debe a que el movimiento del cuerpo estimula la producción de ciertas sustancias químicas que nos benefician tanto física como mentalmente. Con la actividad física nuestro cerebro se encuentra menos “estresado” y puede interpretar los estímulos que recibe desde un estado más relajado. 

A continuación, te mencionaremos las principales influencias que pueden causar el dolor de espalda baja por estar sentado:

  • Mala condición física: es importante mantenerse activo y hacer ejercicio de forma regular para tener los músculos y ligamentos de la espalda lo suficientemente fuertes. De lo contrario, las probabilidades de que la musculatura se cargue y aparezca dolor son mayores.
  • Estar sentado durante mucho tiempo: estar sentado durante horas con la misma postura es lesivo para la salud, ya que la espalda y sus músculos requieren de movimiento para mantenerse. Si además la postura mantenida no es correcta, es más fácil que la musculatura acabe sobrecargándose. 
  • Estrés: el estrés puede estar directamente relacionado con el dolor de espalda. Se ha visto que las emociones tienen un papel importante en la aparición del dolor, siendo el dolor lumbar el más predominante.
  • Desalineaciones en la columna vertebral: alteraciones como la escoliosis, la lordosis excesiva u otras pueden facilitar la aparición de dolor lumbar al estar sentado. 

2. ¿Cómo aliviar el dolor de espalda al sentarse?

Como ya hemos mencionado, el dolor de espalda al estar sentado es muy común, pero esto no significa que debas aceptarlo como parte de tu día a día. Existen muchas formas de aliviar el dolor de espalda, a continuación te mencionaremos las principales:

Cambia de postura y muévete: si trabajas sentado, intenta cambiar de postura cada cierto tiempo, de esta forma no sobrecargarás tanto la espalda. Tomarse pausas activas cada 30 minutos ha reportado grandes mejoras en personas con dolor de espalda bajo al sentarse. Tu cuerpo está diseñado para moverse, no te quedes quieto durante largos periodos de tiempo. 

  • Haz ejercicio: el ejercicio es uno de los mejores remedios para aliviar el dolor de espalda a largo plazo, ya que fortalece la musculatura así cómo mejora la circulación y la producción de sustancias beneficiosas para la salud del cuerpo. Incluir actividades como el Pilates o el Yoga en tu rutina te puede ayudar mucho a aliviar tus molestias de espalda. También, caminar a buen ritmo durante al menos 30 minutos al día es una buena estrategia para controlar el dolor. Realizar ejercicio al aire libre en contacto directo con la luz solar potencia en mayor medida los beneficios para el cuerpo. 
  • Cuida tus hábitos diarios: los buenos hábitos son una de las claves para mejorar el dolor de lumbares. Cuidar la alimentación, mantenerse activo, tener una vida social satisfactoria, dormir la cantidad de horas necesarias, mantener un buen estado de ánimo, controlar el estrés, son algunos de los hábitos que harán que nuestro cerebro interprete correctamente los estímulos que le llegan y reducir así la sensación de dolor.
  • Masajes: la terapia manual (masajes) es una excelente forma de aliviar el dolor de espalda a corto plazo, ya que permite relajar los músculos y mejorar la circulación. Si estás buscando un fisioterapeuta para aliviar tu dolor de espalda baja, en Fisioforce, contamos con un equipo de fisioterapeutas a domicilio que se desplazan hasta tu domicilio con todo el material necesario para realizar las sesiones.
  • Calor o frío: aplicar calor o frío sobre la zona dolorida también es un buen remedio para aliviar el dolor de espalda a corto plazo. Cada persona tiene una forma diferente de reaccionar ante los estímulos de temperatura, por este motivo, deberás probar cuál es más beneficioso para ti. 

No dudes en consultar a un fisioterapeuta para que te ayude a encontrar la mejor solución para ti. Cada caso es diferente y debe ser valorado individualmente. En el directorio de fisioforce podrás buscar un fisioterapeuta cerca de mi y reservar una cita a domicilio de forma muy senzilla.

Articulos relacionados